Es así como las redes sociales y su influencia en un préstamo de las entidades tradicionales de préstamos incidiendo en la puntuación crediticia que generan las entidades y en la que se basan para otorgarle o no el servicio a un cliente determinado. El Facebook es utilizado por las empresas bancarias para detectar si tus amigos de aquella red social tienen deudas o se atrasan en los pagos de los créditos, o bien si tu amigo es moroso y es una persona allegada a ti (porque te hace reiterados comentarios en tu muro, publica fotos, etc) puede perjudicarte para obtener dinero de un servicio bancario. A simple vista es una relación bastante enroscada la que establecen estas instituciones para buscar trabas e impedimentos acerca de la negatividad de un cliente pero, las redes sociales están a la orden del día y han generado empresas especialistas en utilizarlas para distintos fines. Una de ellas es Lenddo que rastrea hasta la ubicación geográfica de la computadora del cliente en cuestión.

Pero como ésta hay varias más y lo que realizan es la investigación y recopilación de datos para venderles a sus clientes. En este caso esa información es vendida a los bancos que han conseguido una nueva herramienta para analizar a un cliente que solicita el servicio sin poner en riesgo la seguridad financiera de la empresas que recopilan datos ya son noticia y se hallan como la nueva alternativa de la que se sirven los bancos y cualquier otra empresa también para saber acerca de un cliente. Resultan tan eficientes porque son capaces de obtener alrededor de ocho mil puntos de vista distintos desde donde abarcar a los clientes y los datos son precisos y personalizados según el interés, en este caso, de la entidad bancaria.