Hipoteca a tipo fijo o variableSin duda uno de los principales dilemas a los que nos enfrentamos cuando compramos una vivienda es decantarnos por una u otra hipoteca. Y en esta búsqueda que parece no tener fin el principal problema es saber si apostar por una hipoteca de interés fijo o de interés variable. ¿Cuál es la mejor opción? ¿Pagar año tras año lo mismo con un interés un poco más elevado al principio? ¿O bien pagar una hipoteca con una entrada más barata pero con un interés asociado a las fluctuaciones del Euribor? Este dilema se ha hecho verdaderamente importante desde que los tipos de interés han llegado a mínimos históricos hasta situarse en el 0% desde el pasado mes marzo de consecuencia de unos intereses al 0% el Euribor se ha estabilizado en cifras negativas. Desde que esto ha sucedido los bancos han reaccionado velozmente para ofrecer hipotecas a tipo fijo y asegurarse unas está claro que aunque los tipos de interés y el Euribor hayan alcanzado los datos más bajos de toda su historia, tarde o temprano tendrán que volver a subir.

La cuestión es cuándo. Pues según el momento de su subida será más interesante mantener una hipoteca a tipo variable que una a tipo si somos más bien conservadores en nuestras finanzas siempre preferiremos un tipo fijo que nos permita saber cuánto vamos a pagar de intereses año tras año en nuestro crédito. Sobre todo si recordamos los niveles que alcanzó el Euribor en 2008, cuando se disparó por encima del 5%. Esto supuso un verdadero problema para todos aquellos hipotecados con una hipoteca a tipo variable. Las mensualidades se dispararon de tal manera que muchas personas perdieron sus caldo de cultivo perfecto para la aparición de hipotecas a plazo fijoCon esta caída de los tipos de interés y un Euribor en negativo no es de extrañar que los bancos hayan apostado por las hipotecas de tipo fijo. Si te fijas la mayor parte de los bancos publicitan de manera casi exclusiva este tipo de hipotecas. No hay más que ver las últimas hipotecas ofrecidas por CaixaBank o hecho poco a poco estas hipotecas van desplazando a las de tipo variable, que aunque siguen siendo las más mayoritarias, poco a poco pierden gún los últimos datos recogidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) el 63% de las hipotecas constituidas en el mes de octubre fueron de tipo embargo en la mayoría de los casos lo que más conviene a los bancos no es la mejor opción para los clientes. Aunque los bancos se empeñan en venderlas como una tabla de salvación (sobre todo a los afectados por las hipotecas con suelo que ellos mismos crearon) lo cierto es que apostar por el tipo fijo plantea bastantes dudas razonables por los siguientes motivos:Son mucho más caras que las hipotecas variables.

READ:  Préstamos con ASNEF fiables - Crédito Particular

¿Es importante apostar por la seguridad frente al precio?

Es cierto que las hipotecas tienen una duración elevada y no podemos saber cómo funcionarán los tipos de interés durante los 30 años que pueden durar. Pero ¿compensa gastar más para conseguir esta seguridad? ¿En qué momento van a subir los tipos de interés? Está claro que el quid de la cuestión se encuentra en los tipos de interés. Mientras estos permanezcan al 0% o muy cerca a estas cifras, seguirá siendo más interesante apostar por hipoteca de tipo variable. ¿En qué porcentaje tiene que establecerse el Euribor para compensar temporalmente el precio de una hipoteca fija frente a una variable? ¿Hay algún caso en el que la hipoteca fija realmente resulte más ventajosa a nivel económico que la hipoteca de tipo variable? Pues lo cierto es que para que este escenario se dé es necesario que hablemos de hipotecas de más de 20 años. Y de escenarios económicos en los que el Euribor se ubique por encima del 2% de manera estable en el tiempo.